El BCE no quiere que "cierre en falso" la imputacin del BBVA en el 'Caso Villarejo' y sus implicaciones en el final de AUSBANC

El BCE no quiere que «cierre en falso» la imputacin del BBVA en el ‘Caso Villarejo’ y sus implicaciones en el final de AUSBANC

La Fiscala Anticorrupcin va a pedir la imputacin del BBVA como persona jurdica despus de que el comisario jubilado Jos Manuel Villarejo admitiera en prisin que el banco le contrat para defenderse de una OPA hostil de Sacyr. Una vez que el juez de la Audiencia, Manuel Garca Castelln, admita la imputacin, el BCE analizar las consecuencias que pueda acarrear para el BBVA en cuanto a estabilidad financiera, es decir, si afecta a su negocio comercial, cotizacin y movimientos accionariales que pueda tener, segn fuentes financieras consultadas. Se complican las cosas pra el BBVA en general, y para su expresidente Francisco Gonzlez ms, al que se le sita directamente en una especie de conspiracin para acabar con las actividades de AUSBANC y de su presidente Luis Pineda, para lo que se emprendieron labores de espionaje y acciones concretas encaminadas a neutralizar a AUSBANC, algo que finalmente, adems, se logr. Todo apunta a que el espionaje a la asociacin Ausbanc fue uno de los principales encargos que recibi el excomisario Villarejo por Julio Corrochano, exjefe de seguridad del BBVA, como modo de neutralizacin. Ocho directivos del BBVA cuatro de ellos empleados actuales del banco y dos vinculados a l han declarado como imputados por los delitos de cohecho activo y revelacin de secretos en la pieza separada del caso Villarejo. Adems de los citados Cano y Corrochano, tambin est la actual responsable de seguridad, Ins Daz Ochagava; Javier Malagn Navas, ex director general de Finanzas e interventor; Antonio Bjar, responsable inmobiliario y ahora consejero delegado de Distrito Castellana Norte, y Ricardo Gmez Barredo, miembro del consejo de administracin de Garanti, la filial turca de BBVA.

Segn informacin publicada hoy por diversos medios el Comit de Direccin del BBVA plante a su presidente Francisco Gonzlez la necesidad de abordar el «tema Ausbanc» (Asocacin de Usuarios de Servicios Bancarios), y segn unos documentos a los que ha podido acceder, se celebr una reunin con su posterior acta de marzo del ao 2012, que se contradice con lo que han comunicado Gonzlez y el BBVA desde entonces. El documento principal muestra el acta de una reunin celebrada el 5 de marzo de ese ao, donde se plantea que «la direccin del BBVA planea informar sobre este asunto a Francisco Gonzlez, y el exconsejero delegado del BBVA ngel Cano». En el apartado 2, llamado «BR Presidente», el punto 4 se resume con «Ausbanc» (Asociacin de Usuarios de Servicios Bancarios).

Mientras se desconoce el resultado de la investigacin interna del BBVA sobre esta cuestin, iniciada hace ms de un ao, la Justicia sigue avanzando a su ritmo, de manera inexorable. Tras la declaracin de Villarejo el pasado mircoles 10 de julio, la Fiscala Anticorrupcin ha decidido pedir la imputacin del BBVA. Villarejo ha dejado claro que fue la entidad la que le pag por unos servicios, que no han quedado claros cules fueron, pero es un paso suficiente para considerar que el banco pudo haber cometido un delito por contratar de manera irregular a un funcionario pblico en activo.

Al margen de que hubiera sido Julio Corrochano, exjefe de seguridad del BBVA, el que le firmara las facturas, el pago lo realizaba el BBVA como entidad jurdica, segn las facturas que se han publicado en diferentes medios.

El banco ha admitido haber pagado ms de 10 millones de euros al expolica entre 2004 y 2018. La futura imputacin de Anticorrupcin abarcar los ltimos ejercicios, es decir, una vez que Carlos Torres, actual presidente, ocupara el puesto de consejero delegado, cargo al que accedi en 2015.

No obstante, la sola imputacin de la entidad financiera en el caso Villarejo no implica automticamente la de Torres, entonces nmero dos del BBVA, hasta que no se demuestre su relacin directa con estos pagos, si es que la hubo. Este es un primer movimiento de la Fiscala, que podra anticipar la imputacin de otros directivos: ngel Cano, que fuera consejero delegado (entre 2009 y 2015), ya est imputado en la causa, lo que podra anticipar que tambin lo estuviera en el futuro Francisco Gonzlez, expresidente del BBVA entre 2000 y 2018.

Desde el punto de vista de la supervisin, el BCE entra en este asunto porque puede afectar la estabilidad financiera, ya que el BBVA es una entidad sistmica y el segundo mayor banco espaol. Para el organismo europeo, lo relevante son las consecuencias para el banco como institucin, es decir, si perdiera negocio, tanto en depsitos como crditos, sufriera en la cotizacin o se viera afectado su gobierno corporativo.

En un primer momento, al BCE no le afecta que imputen a exdirectivos del banco, como Cano o, si llegara el caso, Francisco Gonzlez. Lo relevante para el supervisor es que la causa alcanzara a altos cargos actuales o miembros del consejo de administracin. En ese caso, s analizara a fondo la honorabilidad de los ejecutivos y las posibilidades de seguir adelante en sus puestos. Hasta el momento, en otros casos, el BCE ha sido tajante y ha pedido la salida de los directivos afectados para evitar problemas de reputacin en los bancos.





Source link

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Go Top